Cómo viajar con tu mejor amiga sin que te vuelvas loca

Profile PictureFlag
Sebastian Español
6 de octubre de 2017
542
3 minutos
Después de viajar con tu mejor amiga, hay de dos opciones: o acaban más unidas que nunca, o su relación estará totalmente en riesgo. La confianza excesiva que se tiene en una amistad, jugará un rol muy importante en esta aventura. Así como puede ser una de las experiencias más emocionantes, también se puede convertir en una situación muy difícil: desde elegir el destino, hasta las actividades y convivencia durante el viaje.

Viajar con alguien es como un matrimonio, y como todo matrimonio, puede terminar con votos renovados, intimidad extrema, o en divorcio.

Si estás interesado en preservar tu relación, te dejamos algunos consejos para tomar en cuenta antes de tener tus maletas preparadas y listas para abordar. La idea es evitar malentendidos, decepciones y sentimientos de rechazo, hablando las cosas por adelantado y siendo completamente honestas entre ustedes. Como mencionamos anteriormente, lo que es verdadero para los amigos, es verdadero para las parejas, y probablemente no se conozcan tan bien como creen hacerlo, a menos que ya hayan viajado juntas.

1. Hablen antes de actuar

Siéntate con ella y discute cuáles serán tus preferencias durante el viaje. ¿Les gusta levantarse temprano o dormir un poco más? ¿Son de las que no les importa derrochar en la comida, o prefieren ahorrar lo más posible? ¿Están interesadas en la cultura/museos/historia, o prefieren irse de compras? Háblenlo por adelantado para que logren eliminar algunas cuantas sorpresas.

2. ¿Demasiado tiempo juntas?

Discutan con anticipación si las dos quieren estar unidas todo el tiempo, o si no tienen problemas en hacer algunas cosas por separado. ¿Quieren tener todas las comidas juntas o solo algunas de ellas? ¿Una de ustedes quiere conocer un sitio que a la otra no le interesa en lo absoluto? Aclaren todas las intenciones que tienen respecto al tiempo que quieren pasar juntas y no olviden tomar en cuenta los beneficios de conocer gente nueva; como por ejemplo, encontrar a alguien con quien puedas practicar inglésy lograr construir nuevas amistades.

3. Salir por la noche

Puede ser que alguna de ustedes dos conozca a alguien que realmente le interese. Lleguen a un acuerdo que sea beneficioso para ambas, y así no tengan que pasar por momentos de ira o confusión. También es imprescindible dejar claro si están dispuestas a tener salidas nocturnas y establecer parámetros, cada cuánto tiempo, solas o acompañadas, hasta qué hora, qué lugares, etc.


4. Códigos y señales


Establezcan un código, palabra o señales para indicar cuándo es hora de dividirse. Una de ustedes puede querer quedarse en un bar hasta que los clientes salgan por la puerta principal, y la otra ha tenido suficiente después de una copa de vino. Si no sabes que tu amiga tiene intenciones totalmente diferentes a las tuyas, ¿cómo pueden actuar?

5. Planear o no planear

¿Su estilo es trazar las actividades de todos sus días, y saber lo que están haciendo desde el amanecer hasta el atardecer? ¿O les gusta salir y descubrir cosas en el camino? Existe un punto medio entre tener planificado todo su viaje, paso a paso, o ser las reinas de la espontaneidad. Y por cierto, si son de las primeras, les recomendamos la aplicación tripit, que es esencial para planear rutas de un viaje.

6. Tiempo en silencio

Algunas personas necesitan complacerse en conversaciones de pared a pared, y a otras les gusta la tranquilidad. No tengan miedo a preguntar, "¿quieres un poco de tiempo tranquilo o en silencio?" o de pedir un poco de tiempo libre para regenerarse. Si se hace con sensibilidad, tendrán la oportunidad de satisfacer sus necesidades y así no habrá espacio para enojos o reproches durante, o después del viaje.

7. Demuestren interés

De acuerdo, puede que algunas, o muchas cosas que le gusten a tu mejor amiga no te llamen en absoluto la atención. Pero cuando están conviviendo por tanto tiempo con otra persona, es esencial tratar de ponerse en sus zapatos y mostrar interés por sus gustos y preferencias. Quizá al final se sorprenderán y terminarán disfrutando igual (o más) que la otra.


8. No pierdan su sentido del humor

Sin duda, en algún momento van a experimentar momentos de fricción, dolor o ira sin importar cuánto lo hayan hablado por adelantado. A veces estos malos ratos se podrán difuminar diciendo: "Qué ridículas somos" o "No puedo creer que estemos discutiendo sobre qué tipo de pasta comprar"; recuerda que están de vacaciones, así que ríanse primero de sí mismas para lograr reírse juntas. No se tomen las cosas tan personal, porque esa será la única manera de lograr disfrutar su viaje.

Ahora solo queda hablarlo, analizarlo y ejecutar todas estas acciones y aprovechar la oportunidad de realizar un viaje completamente diferente y emocionante. La mejor parte de ir de vacaciones es que cualquier cosa puede pasar y no hay nada mejor que poder compartirlo con tu mejor amiga. Sólo tienen que encontrar el equilibrio y, cuando lo hagan, ¡salgan a la aventura!

Artículos que te pueden interesar

The Word I can never Pronounce...
Profile Picture
Stephen Asaolu
15 de junio de 2018
Time for a sleep?
Profile Picture
Bridie Jackson
15 de junio de 2018