0

El azúcar o la azúcar

hace un mes
Es un sustantivo con género ambiguo, es válido su uso en femenino y masculino, aunque es mayoritario su uso en masculino, si va sin especificativo, por ejemplo: yo ya revolví el azúcar del café; un ejemplo con femenino es: los dueños de las centrales azucareras están incentivando el cultivo de la azúcar, la azúcar del malvavisco. En plural es, casi sin excepción, de género masculino, por ejemplo: los azúcares refinados. Igualmente, es muy común que en singular vaya acompañado a la vez de artículo masculino y adjetivo femenino, por ejemplo: no vamos a conseguir el azúcar necesaria, el precio del azúcar blanca se mantendrá.