0
Profile Picture

¿Es ‘neutral’ el acento peruano?

hace 2 años

La forma en que se habla el castellano en el Perú tiene tantas peculiaridades como las de otros países que también lo hablan.

Pensar que el castellano que se usa en Perú tiene un acento neutro respecto a otros países en Latinoamérica, lleva varias generaciones entre los peruanos. La creencia se extiende, además, debido a que en la década del ochenta, Perú fue un país muy solicitado para realizar doblajes en castellano de películas de habla inglesa con distribución en nuestro continente. Dicho esto, es importante resaltar que el concepto muchas veces se refiere a la variante del castellano de las zonas urbanas de Lima. Todos hablamos distinto El castellano es hablado por cerca de 500 millones de personas en el mundo, por lo que pensar en un castellano ‘neutro’ es difícil, incluso dentro de las fronteras de un mismo país. El castellano del Perú puede dividirse, al menos de manera básica, en cinco grandes variedades: ecuatorial (la punta norte del Perú), ribereño (las localidades próximas a la costa), ribereñoandino (una delgada franja de transición hacia el español andino), variante andina, y variante amazónica.
En cada una de estas zonas, el lenguaje puede variar en varios aspectos. El primero es el vocabulario. Es frecuente que en diferentes regiones o países los objetos se nombren de diferentes maneras. En Centroamérica a la palta se le llama aguacate. Y en la selva del Perú, se usa palabra shicapa para designar a un ladrón. El vocabulario varía, también debido a la incorporación de palabras de lenguas que se usan de manera paralela en la zona. La gramática también entra a tallar cuando hablamos de variantes de una lengua. La forma en la que ordenamos las palabras de una frase, o incluso cómo conjugamos los verbos, también hace particular el lenguaje de cada región.

Pronunciación y prejuicios

Finalmente, la tercera variante es la de pronunciación. Esta designa no solo la forma en la que se entonan frases completas, sino también formas de pronunciar vocales y consonantes específicas. En Lima, el sonido de la ‘s’ se suele aspirar (suprimir) o se intercambia por ‘j’ si se encuentra delante de algunas consonantes específicas. En la sierra del Perú, es común el uso de sonidos intermedios entre la /e/ y la /i/, o entre la /o/ y la /u/. Y es común además que, por prejuicios sociales que no desaparecen del todo, ciertos usos lingüísticos adquieran más prestigio que otros. Pero lo cierto es que ninguno es más legítimo o correcto que otro. Por ejemplo, el sonido de la ‘r’ propio del habla en la sierra es un símbolo de estatus en México, a diferencia de la percepción del mismo sonido en las zonas urbanas de Lima. Y en ambos países en castellano es la lengua principal. En resumen: la ‘neutralidad’ del acento existe de manera subjetiva, siempre de parte de quien habla una variedad específica del castellano respecto a otras formas de hablar ajenas a su costumbre.